Hablemos del suicidio: cobardía o valentía

Hablemos del suicidio: cobardía o valentía

Por: Iván Hernández
Psicólogo clínico

El suicidio es un problema importante de salud publica que puede prevenirse. Pero ¿porqué es importante abordar la prevención del suicidio en el lugar de trabajo y en el mercado laboral? y, ¿Qué estrategias e intervenciones se pueden utilizar?

El suicidio y la prevención del mismo, siguen siendo temas tabúes en la sociedad mexicana. El simple hecho de enfrentarse a la muerte sigue siendo un problema, con reacciones que van desde el disgusto hasta la lástima, es definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como “el acto deliberado de quitarse la vida”.
A nivel mundial, el suicidio es un problema de salud pública. Representa una de las diez causas principales de muerte entre los países,

El comportamiento suicida puede ser creado por diferentes situaciones, por ejemplo, los eventos estresantes de la vida que se consideran como factores de riesgo. Algunos eventos o situaciones de la vida pueden causar un estrés intenso en un momento particular en una persona. Todo esto se ha convertido en una mecha que permite a una persona que siempre ha querido suicidarse dar un paso hacia el intento.

¿Cómo podemos reconocer a una persona que tiene pensamientos suicidas en el ambiente laboral? 

Comportamientos que expresan un fuerte malestar emocional, como depresión, alienación y comportamiento inestable, falta de motivación en la vida, discusiones ideológicas, resignación o desesperación.

Cambios de humor inesperados o demasiado repentinos, estas actitudes pueden ser un reflejo del deseo de ser feliz y deshacerse de la depresión. Presentar eventos impactantes o traumáticos al sujeto, como la pérdida de familiares o amigos cercanos, y eventos que tienen un fuerte impacto en sus vidas y pueden ser la causa de un terrible dolor emocional.

Indicaciones verbales que implican buscar ayuda inconscientemente. Por ejemplo, frases como “quiero morir” o “ya no tienen ningún significado” se pueden traducir como esperar ayuda, expresar dolor y esperar que alguien le eche una mano. Muestre un comportamiento autodestructivo, como un aumento significativo del consumo de alcohol, drogas o ciertos vicios dentro y fuera del lugar de trabajo.

Consejos para el manejo del estrés 

Una de las finalidades de la NOM 035 justamente es detectar factores de riesgo psicosocial como es el estrés dentro del entorno laboral, brindar herramientas para poder afrontar estos factores de riesgo, así como las condiciones para una organización favorable y la detección de violencia en los centros de trabajo.

Todos podemos aprender a manejar el estrés y llevar vidas más felices y saludables. Los consejos que mejor nos pueden venir son:

  • Mantener una actitud positiva.
  • Aceptar que hay eventos que no podemos controlar.
  • Ser asertivo en lugar de agresivo.
  • Aceptar los sentimientos, opiniones o creencias en lugar de enfadarnos.
  • Aprender y practicar técnicas de relajación, probar la meditación, el yoga o el tai-chi para controla el estrés y hacer ejercicio regularmente.
  • Aprender a administrar el tiempo de manera más efectiva.
  • Establecer los límites de manera apropiada y aprender a decir no a las solicitudes que crearían estrés excesivo en nuestra vida.
  • Tomarnos un tiempo para pasatiempos, intereses y relajación.
  • Descansar lo suficiente y dormir las horas recomendadas.
  • No confiar en el alcohol, las drogas o los comportamientos compulsivos para reducir el estrés.

 

¿Cómo prevenir los suicidios en el ambiente laboral? 

México se encuentra entre los primeros lugares con el mayor número de personas con estrés laboral, debido a que muchas organizaciones no cuentan con las condiciones adecuadas para el desarrollo de sus trabajadores. La NOM-035 tiene como objetivo establecer los elementos para identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial, así como para promover un entorno organizacional favorable en los centros de trabajo.

Muchas entidades de todo el mundo, como el Instituto Nacional de Salud Mental, están de acuerdo en que la prevención del suicidio en el lugar de trabajo debe comenzar con las instrucciones de la organización. Por lo tanto, se pueden hacer una serie de sugerencias para garantizar un entorno preventivo para prevenir el suicidio en el trabajo:

  • Crear un entorno que promueva la comunicación, el sentido de pertenencia, la unidad y el respeto. Un entorno que no juzgue y no permite ningún tipo de acoso al estado físico o mental de sus colaboradores.
  • Garantizar normativas que aseguren que la diversidad sea bienvenida, respaldada y protegida por todos los empleados.
  • Evitar la marginación de las personas que necesitan apoyo, como aquellos que están en crisis, experimentando cambios difíciles en su vida o problemas de salud mental, estas personas no deben ser consideradas como una carga, son personas que han vivido momentos o entornos difíciles.
  • Brindar educación sobre la prevención del suicidio a los empleados y miembros de la organización para garantizar el apoyo mutuo, no a través de responsabilidades para mejorar, sino a través de la comprensión y la compasión por el sufrimiento de los demás.
  • Brindar educación para ayudar a identificar problemas de salud mental, incluidas las señales de advertencia de suicidio. Las personas que han pasado por estos casos no quieren ser vistas como una carga, por lo que es difícil interpretar sus síntomas, por lo que siempre se necesitan conexiones emocionales.
  • Promover la conciencia de que usted o cualquiera de sus colegas pueden prevenir muchas muertes por suicidio, para comprender que las acciones específicas de cada uno pueden salvar vidas será siempre uno de los objetivos importantes de la prevención.
  • Identifique y ayude a los empleados que pueden estar en riesgo de suicidio mediante el apoyo profesional o la simple empatía. Siempre es más útil brindar ayuda que ignorarla.
  • Estar preparados de manera sistemática para responder ante un caso de intento de suicidio.

El suicidio no tiene nada que ver con la cobardía o la valentía, sino con el dolor y la desesperación. La valentía y la cobardía son atributos de la personalidad que no pueden medirse por el número de intentos de suicidio.

Es incorrecto equiparar el suicidio con la cobardía o la valentía, porque hace del suicidio un sinónimo de cualidades positivas o negativas y puede dar a entender que es fácil de imitar. Una persona que está considerando el suicidio es una persona que sufre intensamente y cuyo mecanismo de afrontamiento no logra resolver o hacer frente a su situación. Desafiar a una persona en riesgo de suicidio es un comportamiento irresponsable.

Si no se cuenta con información o herramientas para comprender, participar e implementar estrategias que trascienden la conciencia y la tolerancia será imposible resolver una problemática sobre este tema. Este tema de salud pública atraviesa todos los ámbitos de la construcción social y la sociedad mexicana no está preparada para incorporar el hecho de que la enfermedad mental existe y puede ser tratada.